Sitio de los Dólmenes, rutas guiadas por Antequera
mayo 11, 2018
Las hamburguesas, un bocado exquisito en Parrilla Ibérica Antequera
mayo 11, 2018

QUÉ NO DEBES PERDERTE AL VISITAR ANTEQUERA (Parte II)

En Mesón Ibérico Dehesa Las Hazuelas tenemos el privilegio de encontrarnos en un enclave único, rodeados de gran parte de la riqueza monumental de Antequera en plena Plaza del Coso Viejo, con el Museo Municipal a nuestra izquierda y la Iglesia de Las Catalinas a la derecha.

Además ahora que estamos de enhorabuena porque nuestra ciudad se ha convertido en Patrimonio de la Humanidad gracias a la reciente resolución que la Unesco a otorgado a el Sitio de los Dólmenes, del que os hablamos en el post anterior (Parte I), queremos dar algunas pautas más al visitante para conocer un poco más a fondo nuestra ciudad.

[su_note note_color=”#e3e0e0″ text_color=”#950c0c”]Nuestra cercanía a las iglesias de la Encarnación, San Sebastián y San José de las Descalzas y el hecho de estar ubicados en zona de paso de tantos turistas que visitan nuestra ciudad, hace que a veces tengamos que ejercer de guías ocasionales orientando al visitante sobre qué lugares de Antequera no se pueden perder. Difícil tarea, dada la abundancia de monumentos que acreditan a nuestra ciudad como la describiera el poeta Gerardo Diego: “la de las iglesias blancas y gongorinas”.[/su_note]

Pasear por Antequera ya es un deleite para todo aquel que admire el patrimonio a pie de calle. No solo las iglesias crean un itinerario atractivo al aficionado al arte. También la arquitectura civil se manifiesta en su esplendor en las casas palaciegas que han quedado como testimonio de épocas de esplendor gracias una tierra fértil como la de la vega antequerana que rodea a nuestra ciudad y también, por haber sido centro estratégico comercial desde las primeras civilizaciones que pisaron la antigua Antequera (Anticaria) hasta nuestros días.

Pero… ¿qué no podemos perdernos si visitamos Antequera además de pasear por sus calles?

Intentemos reducir tanto patrimonio en unas cuantas visitas…  Allá vamos:

La Alcazaba

Conocida popularmente como el Reloj de Papabellotas, la Alcazaba de Antequera es una fortaleza de época musulmana, que forma parte del patrimonio histórico español. Su Torre del Homenaje coronada por un campanario construido posteriormente hacia el 1582, ubicó en su día un reloj, que le dio el cariñoso apelativo por el que se la conoce, ya que para sufragar los gastos de su construcción, se vendió un alcornocal.

A escasos metros de la torre del Homenaje se encuentra la Torre Blanca, unida a ella por una hilera de murallas de perfecta sillería, que se extienden por la falda de la cima en la que se eleva, encontrándose aún vestigios de interés que formaron parte de ella como la Puerta de la Estrella, postigo de una torre albarrana, cercana al barrio de San Juan (imprescindible la visita a la Iglesia del mismo nombre que acoge en su interior al patrón de Antequera, el muy venerado Señor de la Salud y de las Aguas), o la hilera de murallas cercanas al Barrio del Carmen.

Alcazaba de Antequera Foto Autor: Pilar Cristobal Antón

Alcazaba de Antequera Foto Autor: Pilar Cristobal Antón

Real Colegiata de Santa María la Mayor

Descendemos en nuestra visita a la Alcazaba y dejamos a la izquierda el Arco de los Gigantes, a través del cual hemos accedido al recinto de la Alcazaba y que se trata de un arco renacentista que albergó en su parte superior restos de esculturas de época romana halladas en la zona, entre ellos un Hércules, que por sus grandes dimensiones, hizo denominar popularmente así a dicha puerta de acceso.

Siguiendo nuestro paseo accedemos a la conocida como Plaza de los Escribanos, presidida por la escultura del poeta Pedro Espinosa. La denominación de la plaza, responde a que durante el siglo XVI vivieron en las casas cercanas los escribanos que acudían a la Colegiata como sede que fue de la Cátedra de Gramática, Latín y Música, siendo ésta el corazón cultural de Antequera en el denominado Siglo de Oro español.

Real Colegiata de Santa María la Mayor Antequera Autor: Pilar Cristóbal Antón

Real Colegiata de Santa María la Mayor Antequera Autor: Pilar Cristóbal Antón

La Real Colegiata de Santa María la Mayor se trata del primer edificio de estilo renacentista de Andalucía, de ahí el hecho fundamental de tratarse de una obra de estudio y visita imprescindible entre los aficionados a la Historia del Arte. Su majestuosa fachada concebida como un arco triunfal, y en concreto los tres arcos de medio punto, sirvieron como inspiración al propio Alonso Cano en el diseño de la fachada de la Catedral de Granada.

Actualmente se trata de un edificio sin culto destinado a la celebración de eventos culturales de la ciudad de Antequera.

Iglesia del Carmen

Retablo Iglesia del Carmen Antequera Foto : Wikipedia

Retablo Iglesia del Carmen Antequera Foto : Wikipedia

Descendiendo desde aquí hacia el centro de Antequera atravesaremos el Barrio del Carmen donde se encuentra la iglesia que le da nombre. De arquitectura sencilla, el exterior del templo destaca por su simplicidad, por ello sorprende su interior por lo inesperado. Un imponente retablo -obra cumbre del Barroco andaluz- considerado Bien de Interés Cultural en el registro de obras de arte españolas se alza ante nosotros en la nave central. Datado en la primera mitad del siglo XVIII, destaca dicho retablo por la ausencia de policromía, pues carece del habitual dorado de los retablos de la época. Es por ello de especial singularidad entre las obras de arte del barroco español. Gran profusión en el uso de elementos típicos de este abigarrado estilo así como de multitud de imágenes de ángeles que completan el conjunto arropando la imagen de la Virgen en su camarín.

Sobre la nave principal del templo, un artesonado mudejar fechado a principios del siglo XVII crea un conjunto único con una decoración de gran interés para los amantes del arte.

Antequera ofrece aún más. El rico patrimonio de nuestra ciudad nos enorgullece y forma parte de nuestra idiosincracia. Por eso desde Mesón Ibérico Dehesa Las Hazuelas de Antequera, además de ofrecer nuestra cocina andaluza al visitante,  lo animamos a recorrer nuestra ciudad y a descubrir en cada rincón, en cada esquina, la historia y el patrimonio que las generaciones precedentes de nuestra ciudad construyeron y que nosotros debemos poner en su justo valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *